La Psicología Positiva, es un enfoque cuyo objetivo es interiorizar la convicción de que se puede ser más feliz y que además, está en nuestras manos. Su base consiste en que hay que capacitar a las personas para que desarrollen una actitud mental positiva para así poder adquirir una vida satisfactoria y plena. La convicción de que la vida merece ser vivida consiste en hacer de la Felicidad un hábito.

Infórmate

¿En qué consiste el trabajo de un Psicólogo Forense?
Cuando en un proceso legal interviene el ámbito de lo psíquico es necesaria la colaboración de un profesional conocedor de la materia: un Perito Psicólogo. Su función, como experto en el campo de la salud mental, será emitir un juicio profesional acerca del estado de la/las personas implicadas en el proceso legal pertinente. El resultado de este trabajo es lo que llamamos Informe Pericial Psicológico. Es una herramienta legal valiosa que puede ser decisiva en la decisión final del juez.

Infórmate

Usted es nuestra prioridad

Cuidamos lo que hacemos. Por eso trabajamos con confidencialidad, fiabilidad, honestidad y dedicación. Nuestra filosofía es proporcionar un espacio de confianza, adaptado a los problemas específicos de cada uno de nuestros pacientes. Un lugar donde poder solucionar aquellos conflictos que nos impiden disfrutar de un estado de salud plena. Nuestro objetivo es reducir su sufrimiento y mejorar su calidad de vida.

Alto porcentaje de éxito

La forma de pensar es algo que se va formando a lo largo de los años y que influye directamente en nuestro día a día, condicionando nuestras emociones y sentimientos. Desde la Psicología Cognitivo-Conductual nos centramos en trabajar el modo en que la persona interpreta la realidad que está viviendo, además tiene una base empírica, científicamente demostrada, es decir, más que simplemente decir que funciona, está comprobado que funciona.

¿Qué se evalúa en un informe pericial?

Idoneidad parental en casos guarda y custodia, valoración de incapacidades (incapacidad para trabajar debido a un trastorno psicológico), evaluación de situaciones de agresión sexual, de acoso laboral o mobbing, competencia (estado mental del acusado en el momento de la prueba), determinación de secuelas tras acontecimientos traumáticos. El perito Psicólogo puede ayudar a los abogados a reforzar sus casos respaldando los argumentos jurídicos.

Teléfono

881 595 999

Dirección

Avda. de Arteixo 1 - 1º derecha, A Coruña. Ubicado dentro de la clínica Salesia.

email

hola@psicoalbaleiton.es

Formulario de contacto

Contacta con nosotros

PSICOLOGÍA PARA ADULTOS EN A CORUÑA, Registro sanitario: C-15-004215

Los problemas, las crisis, las adversidades… forman parte de nuestra vida. Cuando no somos capaces de superarlos, obstaculizan nuestro bienestar y equilibrio emocional. Algunos hábitos, esquemas de pensamiento y sentimientos, provocan que llevemos a cabo las mismas acciones ante los mismos problemas o situaciones. Un cambio en nuestra conducta, produce cambios en nosotros mismos y en nuestro entorno que nos ayudan a superarnos y mejorar.

Cuando no podemos superar nuestro malestar, el primer paso para obtener una mejoría es reconocer nuestros problemas, tomar conciencia de nuestros sentimientos y tomar la decisión de buscar una solución. Todos tenemos la capacidad de superarnos y mejorar.

Un psicólogo aplica sus conocimientos profesionales con las personas que lo necesitan, les guía, orienta y facilita los recursos necesarios para que puedan realizar cambios y superar estados emocionales que les hacen sentir mal consigo mismos y con su entorno. La relación entre el terapeuta y el paciente es de colaboración e implicación mutua. Ambos adquieren un compromiso en la búsqueda del bienestar del paciente. Este bienestar implica una final autonomía, es decir, el objetivo de nuestro trabajo será la total independencia del paciente, que se perciba (y sea) capaz de combatir el malestar por sí mismo. Esto significa que la terapia tiene una duración determinada, durante la cual el paciente adquiere una serie de herramientas, estrategias y conocimientos con los que lidiará, en un futuro y por sí mismo, con las posibles complicaciones que la vida le presente.

Nos parece importante que las personas que acuden a nuestra clínica conozcan de primera mano las características principales de nuestra forma de trabajo, vía terapia cognitivo-conductual:

Se divide la terapia psicológica en cuatro partes diferenciadas igualmente importantes:
  1. Se inicia con un proceso de evaluación cuya duración depende en gran medida del problema del que se trate y de la relación de confianza que se vaya generando entre paciente y terapeuta. La evaluación se caracteriza por la realización por parte del psicólogo de una serie de preguntas destinadas a obtener la información necesaria para proponer a la persona el tratamiento más individualizado y ajustado a sus necesidades, así como por la solicitud de la cumplimentación de distintos cuestionarios orientados a obtener datos de carácter más objetivo. También en este punto, terapeuta y paciente de forma conjunta se proponen los objetivos a trabajar en el tratamiento.
  2. Una vez que el Psicólogo ha obtenido la información que necesita ayudado por el paciente, le expone sus hipótesis acerca de cómo se pudo originar el problema y, lo que es más importante, qué factores explican que el problema se mantenga a pesar de los intentos de la persona por erradicarlo o cambiarlo. En base a estas hipótesis, el psicólogo presenta al paciente un tratamiento para dar respuesta a los distintos objetivos planteados. Esta fase hace de puente entre la evaluación inicial y el tratamiento posterior.
  3. El tratamiento irá orientado principalmente a dotar a la persona de las estrategias y habilidades que necesita para afrontar y manejar su problemática y al desarrollo de creencias alternativas que le procuren a la persona una visión más adaptativa de su vida.
  4. Por último, se lleva a cabo una fase de prevención de recaídas orientada a mantener en el tiempo los logros alcanzados.